Old Boy.....la venganza es un plato que se sirve a martillazos

El protagonista con muy malas pulgas

Oh Daesu es un hombre de negocios que una noche ,tras tener un pequeño altercado con la policía, es secuestrado y retenido en una habitación pequeña durante 15 años (cualquiera diría que le obligaron a estudiar ingeniería informática, pero no, ahí sólo nos retienen unos 8 años como mucho...o eso espero). Sin motivo aparente, es liberado, en ese momento Oh Daesu buscará al culpable para ajustar cuentas, sin darse cuenta que se ha visto inmerso en un juego en el que deberá saber la causa de su secuestro en 5 días, o alguien cercano a él sufrirá mucho.

Oiga,que yo no estudio informática

Con este argumento Chan-wook Park ("Sympathy for Mr. Vengeance" (2002)),vuelve a dirigir una película en el que la venganza impera sobre cualquier cosa. Basada en el popular manga de Nobuaki Minegashi y Garon Tsuchiya,la película fue ganadora del Premio Especial del Jurado en el ultimo Festival de Cannes y ganadora del Premio a la Mejor Película y Premio de la Crítica en el Festival de Cannes. La verdad es que no es de extrañar, dado que, desde el principio hasta el final, expone un cúmulo de emociones haciendo que la adrenalina sea lo único que se respire . Con unas escenas muy impactantes ,una excelente trama y una logradísima banda sonora , el director se ha hecho un hueco en el salón de la fama de los directores de películas de este tipo ,codeándose con Takeshi Kitano, Takashi Miike (que colaboró con Chan-Wook Park y Fruit Chan para hacer "Three Extremes" (2004)) o Quentin Tarantino.Así pues, pongo una sola pega,la escasa promoción que se le ha dado por estos lares,reduciendose únicamente a una reseña en los periódicos o el boca a boca de los espectadores.
Sin duda, una gran película.A destacar, la escena del principio en el que protagonista retiene a un suicida para contarle la historia de su secuestro,o la escena en la que se abre paso a martillazos entre los "bandarras" que regentan el local donde le retuvieron durante su secuestro.

Abriendose paso entre los que le encerraron

"Ríe y el mundo reirá contigo.
Llora y estarás solo."