Yojimbo ... el significado del auténtico ronin.

Sé que esta película tendría que haberla comentado en [Puño y Espada],pero no la he podido adquirir hasta el fin de semana pasado y gracias a mi novia,ya que fue ella la que me regaló la película junto con otras dos (The Big Boss y Excalibur).Perdonad por las capturas,pero no me salen bien a la hora de tomarlas a partir del dvd.

Image hosted by Photobucket.com

Un misterioso samurai errante (Toshirô Mifune,"El Angel Ebrio" (Yoidore Tenshi) (1948),"Los 7 samurais" (Shichinin no Samurai) (1954)....) llega a una ciudad rural del Japón del siglo XIX, la cual está dividida por dos bandas rivales.Nuestro protagonista no dudará en sacarle partido y por ello ofrecerá sus servicios como espadachín a ambos bandos,sin embargo,otra de sus intenciones es ayudar a los pobres ciudadanos que están sufriendo las consecuencias de la pelea.

Image hosted by Photobucket.com

Con este argumento basado en la mítica novela "Cosecha Roja" de Dashiell Hammett, Akira Kurosawa ("El Angel Ebrio" (Yoidore Tenshi) (1948),"Los 7 samurais" (Shichinin no Samurai) (1954),Rashomon (1950), Ran (1985),Yojimbo (1961).....) nos muestra una película que ha cosechado una admiración la cual ha resistido el tiempo.Sin duda es una grandísima película, pues sirvió de inspiración a Sergio Leone para hacer "Por un puñado de dólares".
Gracias a la poca complejidad del argumento y mediante formidables diálogos, Kurosawa logra captar la atención del expectador.No obstante, el director tambien se sirve de un reparto en el que nos suenan caras de actores que han participado en anteriores títulos que ha dirigido, entre ellos nos encontramos con el gran Toshiro Mifune,gran actor donde los haya y que hasta 1965 no dejaría de trabaja para Kurosawa.Mifune logra una interpretación admirable haciendo que su personaje sea creíble,ya que mediante expresiones de su cara logra crear un ambiente rabioso o gracioso (si no, fijaros en su mirada), no es de extrañar que por dicha interpretación se ganó el premio al mejor actor en el Festival de Venecia de 1961.
Todo la película está amenizada con una gran banda sonora (que alguien me diga donde conseguirla ,por favor), en ella abundan los ritmos tradicionales japoneses con ritmos de jazz ,haciendose agradable el oirla una y otra vez (no hay más que escuchar el tema principal y al rato ya lo estás silbando o tarareando).
En definitiva, el gran Kurosawa nos vuelve a deleitar con esta película, la cual se ha hecho un hueco en la admiración de todos los amantes de los films de samurais.Sin duda alguna es una película que todo el mundo debería tener en su filmoteca particular.

Image hosted by Photobucket.com

-Mátame si puedes.

-Te dolerá.