Bring Me The Head of Alfredo García

Image hosting by Photobucket

Un poderoso ranchero mexicano pide a gritos que le traigan la cabeza de Alfredo Gacía, un hombre al que trató como un hijo y que tras dejar preñada a su hija se fue sin decir palabra alguna.Automáticamente se organiza una búsqueda,ofreciendo una cuantiosa cantidad de dinero a aquel que traiga la cabeza del fugitivo.Dicha noticia,llega a Benny, un pianista americano que no duda en buscar aquello que será lo que le sacará de la situación en la que vive.Contará así pues, con la ayuda de su novia Elita, una "acompañante" que mantuvo relaciones con Alfredo y que puede revelarle donde se esconde.

Image hosting by Photobucket

"Bring Me The Head of Alfredo García" es una película dirigida por Sam Peckinpah, un director conocido por sus películas violentas, las cuales han servido de inspiración a muchos directores actuales como Robert Rodriguez o Quentin Tarantino.Sinceramente, esta película se merece todos los respetos,es una película donde la violencia tiene nombre,donde no hay distinciones a la hora de disparar o golpear nadie,donde cada paso que se dá,los protagonistas van mostrando un lado animal,nada parecido a lo que nos muestran al principio de la historia.Los personajes son parias de la sociedad que intentan salir aunque sean por métodos poco ortodoxos,sin darse cuenta de que se hunden cada vez más hasta que ya es demasiado tarde.Personalmente incluyo a Peckinpah a una generación de directores cuyos largometrajes llevaban inscrita una palabra VIOLENCIA,en esa generación podríamos incluir a Sergio Leone(recordado por la trilogía Dolares) o Kinji Fukasaku (The Yakuza Papers o Battle Royale) ,entre otros.
Así pues,vuelvo a repetir,es indiscutible que muchos directores actuales le tomen como referencia a la hora de rodar sus películas,e incluso podría decirse, que dichos directores han tomado el relevo y vuelven a tatuar en algunos de sus largometrajes una palabra deseada por muchos y odiada por otros tantos, pero que al fin y al cabo, siempre sorprende.Volviendo a la película, el guión es una maravilla, cada vez que se avanza ,cada vez que la trama da un giro inesperado (hasta tal punto que cuando yo la ví,las únicas palabras que dije fueron del estilo "No jodas","¡Que Zorra!","¡Qué Hijo de Puta" o "¿Cómo?").
Así pues,es todo un acierto la elección de los actores,los cuales interpretan muy bien a sus personajes e incluso dan el pego,ya que cuando comienzas a ver la película, no estás viendo a una persona actuando,sino que ves al personaje en cuestión.
Además, es obligatorio decir, que el director ofrece degustar el sabor de la violencia,ralentizando las escenas en donde más tensión se vive o en donde existe una explosión de furia emocional.
La banda sonora es la típica en estos casos, canciones sureñas,o rancheras mexicanas, sin embargo,en algunos casos, la banda sonora realza la escena con tonos dramáticos o de tensión,aunque en otros casos,sólo el propio silencio,consigue crear la atmósfera perfecta para la película.
En resumen, una película muy recomendable para los amantes de Tarantino y cía, pues con ella os daréis cuenta que la violencia en el cine ya existía y que estos directores son discípulos de la corriente creada por Peckinpah y demás.A los que se inicien en este mundo de violencia,solo me queda darles la bienvenida,pues en las dos horas que dura la película, no se separarán de la pantalla y sólo serán capaces de pronunciar palabras como las que ya he dicho anteriormente.

Image hosting by Photobucket

"Por favor, un millón para aquel
que me entregue la cabeza de Alfredo García.
¡Quiero la cabeza de Alfredo García!"